Cuando Street Fighter II llegó en 1991 a redefinir y apropiarse de los juegos de pelea 1vs1, SNK tardaría otros tres años en lanzar un título que fuera realmente digno del género: The King of Fighters. Veinticinco años después, la saga se ha convertido -en América Latina y sobre todo nuestro país- en un absoluto consentido de los fans e incluso es preferido por sobre la insigne serie de CAPCOM. Sin embargo, mientras SF siempre ha estado presente en el mercado casero, la tradición de KOF se remite casi exclusivamente al de las arcades (“maquinitas”, para los nostálgicos). KOF XIV no sólo viene a continuar la lucha de la saga por hacerse de un lugar de renombre en consolas, sino también para reavivar las viejas glorias de su ya veterana y cansada compañía madre.

¿Cómo se ve?

Se dice que: “de la vista nace el amor”. Pero al igual que sucede con algunos de nosotros (ok, ok, hablo por mí) para KOF XIV se aplica mejor este otro dicho: “lo que cuenta es el interior”. Es el visual el aspecto más flojo de ésta entrega, ofreciéndonos un modelado 3D por primera vez en toda la serie principal (existen un par de poco exitosos spin-offs con gráficos 3D llamados “KOF Maximum Impact“). Los personajes clásicos se han mantenido más o menos fieles a su estilo y los nuevos no desentonan -aunque varios hacen gala de extravagancia-, pero pecan de anticuados, con expresiones acartonadas y en algunos casos casi estáticas por completo.

En cuanto a los escenarios, acompañan el estilo general, si bien son muy variados entre sí y muchos de ellos tienen esa colorida ambientación tan propia de la saga. Algunos de ellos, sin embargo, parecen más bien postales con animación. Quizá donde más luce el estilo visual de KOF XIV, es en las escenas del modo historia, realizadas con mucho destalle y un estilo fluído. Y lo que definitivamente se sale del ambiente del juego, son las viñetas al final del modo historia, ya que son animadas en 2D, pero al estilo story board (y como siempre, desprovistas de voces) lo cual se entiende como un guiño a los finales de las entregas clásicas.

Los modelos de los personajes, demuestran que faltó bastante para explotar todo el poder gráfico de esta generación.

A KOF XIV tampoco le ayuda que su predecesor, KOF XIII, fue sin duda la entrega más presentable, pulida y lograda de toda la saga. Y aunque la barra haya estado muy alta, considerando que el objetivo era hacer un juego atractivo y que el director Yasuyuki Oda trabajó previamente en Street Fighter IV (otro juego visualmente magnífico), definitivamente esperábamos más de los gráficos.

¿Cómo se siente?

Tal y como en el aspecto visual, la entrega anterior de KOF había elevado el estándar del gameplay a niveles de destreza, precisión y técnica que definitivamente buscaban recompensar a los jugadores más veteranos, y salvo el pecado de los combos infinitos, KOF XIII fue considerado un juego altamente competitivo, favorito de los torneos internacionales. KOF XIV, por su parte, apostó a simplificar y atraer nuevos jugadores. Dicha apuesta ha rendido muy buenos frutos.

“No es el gameplay más balanceado del género, pero sigue siendo sólido…”

KOF XIV simplifica el gameplay sin dañar su sello tan característico. Los movimientos básicos para todos los luchadores se mantienen; agarres, ataques normales, “command moves“, correr, evadir, contra-atacar, “cancels” y la gran variedad de movimientos especiales y súper especiales (los llamados “quintos”, peculiar término del cual yo no soy tan partidario) conforman un sistema tradicional que lo mismo se siente como anillo al dedo para nosotros los veteranos, como fácil de aprender y dominar para los principiantes (la opción de Tutorial es de gran ayuda).

El Tutorial nos lleva completamente de la mano para dominar los aspectos básicos de KOF XIV.

Completamente nuevo es el sistema “Rush”, el cual nos permite hacer un combo especial con tan sólo presionar el mismo botón 4 o 5 veces seguidas -aunque hace menos daño que un combo ejecutado de manera normal-. Hablando de combos, estos han sido simplificados y ya no requieren de precisión milimétrica, ni son tan duraderos, aunque para algunos personajes esto signifique pérdida de espectacularidad. No es el gameplay más balanceado del género (Street Fighter sigue un escalón arriba), pero sin duda es tan sólido como en la entrega anterior. ¿Lo mejor de todo? Parece que SNK por fin logró eliminar los combos infinitos, que si bien eran muy vistosos, también eran muy dañinos en el versus, sobre todo en la escena competitiva.

¿Cómo se escucha?

Menos variado en su banda sonora que la generación anterior, éste es otro aspecto en el que KOF mantiene su estilo característico. Las melodías no son de una gran composición artística, pero tampoco tediosas y van muy bien con los personajes y escenarios, sobre todo los nuevos, lo cual ayuda a ambientar muy bien el juego a pesar de sus limitaciones gráficas. KOF XIV cuenta con algunos temas clásicos que han sido retocados para esta versión, algo que los conocedores sabrán apreciar bien. Por si fuera poco la edición “Burn to Fight” (paquete premium) del juego incluye tres CDs con temas de toda de la saga.

En lo que respecta a las voces, hay personajes que preferiríamos mudos (Athena es más chillona que nunca y quien haya inventado a Silvye Paula Paula seguramente no tenía tímpanos funcionales) y algunos conocidos de quienes se extraña su voz clásica (Terry y Mai, por ejemplo), pero no es algo que afecte demasiado al aspecto sonoro del juego.

¿Su argumento es atractivo?

Prólogo

La historia de KOF XIV es consistente con la intención de atraer nuevos jugadores sin alejarse por completo de los fans de siempre. Tras cerrarse el arco anterior (KOF 2003, KOF XI y KOF XIII), el nuevo argumento se puede entender por sí mismo dentro del juego, ya que no es nada complicado: nuevo protagonista, nuevo torneo, nuevo organizador, nuevo jefe final.

SNK también prepara historias cortas concernientes a cada equipo participante y las pone disponibles en el sitio oficial del juego, pero este material también pudo haberse incluido en el disco para engrosar la narrativa (como sucedió con KOF XIII), pues el modo historia es corto y prácticamente no ofrece variedad en las escenas de intermisión. También queda claro que mientras los personajes nuevos juegan un papel más protagónico en la historia central, muchos de los ya recurrentes se sienten completamente ajenos a la misma. Claro que todos los equipos tienen sus finales propios, muy acordes con los antecedentes que se conocen de ellos hasta el momento y las escenas que narran estos finales resaltan por su buen arte, si bien se apegan al estilo clásico de la saga con viñetas animadas y falta de voces, como lo mencionamos anteriormente.

Dado que es una saga que comprende ya 25 años, SNK ha optado por una actitud más bien simplista y se diría que perezosa al declarar que “no existe el concepto del paso del tiempo o la edad en el mundo de KOF” desde ¡1995!.  Es complicado identificarse y relacionarse con los personajes cuando se tratan, básicamente, de robots. Y aunque para muchos fans esto no es impedimento para disfrutar del juego y de hecho tienen razón, está claro que la historia no es de los puntos fuertes de KOF XIV.

¿Por cuánto tiempo lo seguiré jugando?

The King of Fighters XIV ofrece bastante.

Hemos dicho que el modo historia es relativamente corto, pero no es ni de lejos todo lo que nos ofrece KOF XIV. Este título presenta además de sus 50 personajes y 19 escenarios, diversos modos de juego entre los que destaca nuevamente “Mission”, que incluye “Trial” (una especie de tutorial de combos para cada personaje, aunque significativamente más corto que en KOF XIII), “Time Attack” y “Survival”. Tan sólo en estas tres opciones se pueden invertir largas horas de juego. Igualmente atractivo -aunque a veces sufre por falta de estabilidad- es el modo online, con los clásicos “Ranked Match” y “Free Match”. En éste último, “Party VS” nos permite conectar hasta con otros 5 jugadores para un combate al más puro estilo de KOF: 3 vs 3.

Para finalizar, en la galería podremos ver a nuestro antojo todo aquello que vayamos desbloqueando en los distintos modos de juego: escenas, banda sonora, voces de los personajes y una enorme cantidad de ilustraciones que abarcan toda la saga. En lo particular, echo de menos las opciones de personalización de personaje (aunque hay que admitir que era infinitamente más fácil incluir esta opción cuando los modelos eran en 2D), el reto de ejecutar combos avanzados en el modo “Mission” y más y mejor material para el modo historia. En lo que concierne a contenido descargable, hasta el momento sólo se han confirmado skins alternativas para dos personajes -Kyo y Geese- algo que puede ser bueno o malo dependiendo de la visión particular de cada quien a ese respecto. Con todo, y considerando que de sus competidores, Street Fighter V ofreció casi nada y Mortal Kombat X ofreció demasiado, KOF XIV es un paquete muy completo por el precio normal.

Reseña Panorama
Aspecto visual
Gameplay
Banda sonora
Historia
Tamaño/duración del contenido
Compartir
Artículo anterior“El Nintendo Nx cambiará el concepto de las consolas caseras y las portátiles” presidente de Pokémon.
Artículo siguienteFelices 127 años Nintendo
Nale
Humano por nacimiento, profesional de IT por necesidad, escritor en ciernes por ilusión y gamer por el puro gusto; ha tenido algún tipo de control en las manos desde hace 24 años, lo que oficialmente lo hace veterano. Cree firmemente que Assassin's Creed cuenta la historia real de la humanidad.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here